Xango es reconocido como el Orixa de la Justicia

Xango y sus hombres luchaban contra un enemigo implacable.
Los guerreros de Xango, capturados por el enemigo, eran mutilados y torturados hasta la muerte, sin piedad ni compasión.
Las atrocidades ya no tenían límites.
El enemigo mandaba entregar a Xango sus hombres en pedazos.
Xango estaba desesperado y enfurecido.
Xango subió a lo alto de una montaña cera del campamento y ahí consulto a Orumila sobre lo que tenía hacer.
Xango pidió ayuda a Orumila.
Xango estaba lleno de ira y comenzó a golpear las piedras con el Oxé, golpear con su hacha doble.
El hacha arrancaba de las piedras chispas, que se encendían en el aire como flamantes llamas de fuego, que devoraban a los soldados enemigos.
La guerra perdida se fue transformando en victoria.
Xango gano la guerra.
Los jefes enemigos que habían ordenado la masacre de los soldados de Xango fueron diseminados por un rayo que Xango disparo con auge de furia.
Y los soldados enemigos que sobrevivieron fueron perdonados por Xango.
A partir de ahí el sentido de justicia de Xango fue admirado y contado por todos a través de los siglos, los Orixas y los hombres han recurrido a Xango para resolver todo tipo de contiendas y juzgar las discordancias y administras justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: