Oyá gana de Obaluaiyé el reino de los muertos

Cierta vez hubo una fiesta con todas las divinidades presentes.
Omolu-Obaluaé llego vistiendo su capucha de paja.
Nadie podía reconocerlo por su disfraz ninguna mujer quiso bailar con él.
Solo Oia, tuvo el valor, se lanzo a bailar con el señor de la tierra.
Tanto giraba Oya en su danza que provocaba el viento.
Y el viento de Oya levanto las pajas y descubrió el cuerpo de Obaluaé.
Para sorpresa general, era un bello hombre.
El pueblo aclamo por su belleza.
Obaluaé quedo más que feliz con la fiesta, quedo agradecido.
Y, en recompensa, dividió con ella su reino.
Hizo de Oya la reina de los espíritus de los muertos, Reina que es Oya Igbalé, la conductora de los egunes.
Oia entonces bailo y bailo de alegría.
Para mostrar a todos su poder sobre los muertos, cuando ella baila ahora, agita en el aire el iruquere, el espanta moscas que aparta los egunes para el otro mundo.
Reina Oya Igbalé, la conductora de los espíritus.
Reina que fue siempre la grande pasión de Omolu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: