LOGUNEDÉ DEVUELVE LA VISIÓN A ERINLÉ

Logunedé era un cazador muy buenmozo. Erinlé lo conoció y fueron a cazar juntos.
Eran padre e hijo, más uno del otro no sabía.
Logunedé era muy seductor y Erinlé se apasionó por él.
Ambos cazaban más que todo el mundo, eran los dos los mayores de los Odés.
Logunedé flechaba a todos los pájaros más respetaba a los pájaros de las hechiceras.
Con las Iya Mi Oxorongá tenía ese pacto y de ellas guardaba algunos secretos.
Llevaba colgado del cuello el adó que ganara de las viejas brujas, un bornal repleto de fórmulas mágicas y misterios.
Un día Logunedé se distrajo y Erinlé mató al pájaro prohibido.
Las Iya Mi inmediatamente se vengaron y mandaron un hechizo que cegó a ambos.
Logunedé entonces abrió el adó que cargaba y retiró el misterio de las Iya Mi.
Pudo con ellos devolver a Erinlé la luz del sol y el brillo de las estrellas.
Ciego, partió Logun seguido por Erinlé y acabaron llegando a la laguna donde Ossum se bañaba y lavaba sus pulseras.
Erinlé se aproximó a la madre del compañero y adentro del agua un amor antiguo renació.
De esa nueva unión de Erinlé y Ossum, nació un nuevo río, el río Inlé, y nació un pez que fue montado por Logun.
En las aguas de Inlé nadó el pez y llevó a Logunedé para las profundidades.
Fue allá que Logunedé conoció a Yemanja, que lo adoptó y le dio riquezas de su reino.
El vive en las márgenes de ese río, desde entonces, por cierto tiempo, volviendo a vivir en el bosque en el tiempo siguiente.
Logunedé, el cazador de las matas, ganó así los peces de Yemanja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: