LOGUNEDÉ

Orissa adolescente. Divinidad del agua dulce y de los bosques bajos. Señor de los ríos, Dios de la belleza y de la jovialidad, Logunedé es aquel que genera la belleza física. Hijo de Oxosse Ibualama y Ossum Ye Ye Pondá.

Unico Orissa adolescente. Heredó de su padre Oxosse la fuerza y de su madre Ossum la belleza.

Durante seis meses por año vive en la floresta, allí muestra ser un cazador hábil como su padre. Se alimenta de los animales que caza.

Los otros seis meses vive en las aguas dulces en forma femenina alimentándose de los peces.

Se asocia a la caza y a la pesca y por extensión a la abundancia y a la riqueza.

Su presencia visible es la niebla que cubre en ocasiones las aguas y la floresta al amanecer.

Hay quienes aseguran que Logunedé no es hijo de Oxosse sino de Erinlé (entidad muy venerada en Cuba en la Regla de Ocha; Erinlé o Inlé es médico, cazador y pescador, hermano inseparable de Oxosse).

Adorado en territorio Ilesa, específicamente en las regiones de Ijesa, Iwo, Osogbo y Ede en Nigeria, esta deidad del panteón yoruba es considerada el príncipe de todos los Orissas, el más fiero de todos los guerreros, el más audaz de todos los cazadores y el más bello de todos los Orissas.

Su culto en Cuba desapareció, quedando por el contrario muy arraigada su cultuación en Brasil, específicamente en las localidades de Río de Janeiro y Bahía, donde tiene numerosos adeptos.

Se afirma que cualquier sacrificio o petición que no se pudiera hacer sobre un Orissa por carecer de la representación material esotérica del mismo, podría realizarse dedicándola a este Orissa, Orissa de la belleza y de la buena suerte.

Este Orissa posee otros nombres como Omo Alade (príncipe coronado) o Oba l’oge (aficionado al buen vestir).

En sus cualidades algunos lo llaman Loci Loci, Ibain, Aro Aro, éstos son nombres mencionados durante sus canciones para no mencionar en sí el nombre completo del Orissa.

Este Orissa, cuya característica es la de poseer la dualidad hombre mujer, lo acredita con tener las virtudes de sus dos padres, también el de ser un ser perfecto, le da la virtud a éste Orissa de ser igual que Elegbá (Essú), pues su característica lo hace moverse entre dos polaridades diferentes.

Logunedé en el Candomblé come animales machos y hembras mientras que en algunas partes consideradas tradicionales, este come solo animales machos de todo tipo con la particularidad que lo hace después de hacerle los sacrificios respectivos a Ossum.

Por ser un Orissa perfecto, no admite errores en la manipulación de su oratoria, sacrificios y rituales.

Símbolos:

Sus símbolos son el Ofá ( arco y flecha) y el Abebé (espejo).

Cualidades:

De las cualidades conocidas de Logunedé puede observarse que los cambios en el comportamiento son casi imperceptibles, mucho más allá de que existan cualidades de Logun fundamentadas con Xangó, otras con Obaluaiye e Iansá y otras con Ogum. A pesar del fundamento con Orissas de características tan diferentes, los regidos por Logunedé (y sus cualidades) mantienen un comportamiento casi uniforme, con pocos cambios.

Arquetipo de los hijos de Logunedé

Sus hijos se caracterizan por la belleza y el poder de seducción, también son vanidosos, celosos e imprevisibles.

Pueden se solitarios, individualistas y altivos como su padre Oxosse o comunicativos y sociables como su madre Ossum.

En general no enfrentan dificultades económicas, pues cuentan con la protección de éstas tres divinidades, ligadas a la fortuna y a la riqueza.

Inconstantes e indecisos, reflejan el carácter dual de la divinidad. Encuentran dificultades en situaciones donde es preciso definirse. Por eso, además de cariñosos, amorosos y sensuales, son alternadamente, fríos y calculadores.

Bonitos, orgullosos y vanidosos son al mismo tiempo reservados y un poco callados.
Celosos y un tanto solitarios y discretos, son al mismo tiempo personas atrayentes y seductoras.

Psicología de los hijos de Logunedé

Lado Positivo:

Joviales, extremadamente alegres, confiantes, bonitos, inquietos, los hijos de Logunedé son una mezcla de las características de Oxosse, que les da el toque personal de la inteligencia, inventiva, astucia y perseverancia.

Con Ossum , que dará el “it” de la creatividad, trabajo, dulzura y responsabilidad (en algunos casos).
Los regidos por este Orissa son amantes insaciables, incontrolables y tienen el don de la belleza, de la hermosura, de la conversación fácil y agradable. Son profesionales de gran capacidad, más es preciso que ellos estén afines a trabajar y producir, de lo contrario, nada hecho.

Son dados al vislumbramiento, al arte. Sin duda, son los señores de la alegría.

Lado Negativo:

Generalmente alcahueteros, mentirosos, temerosos, descansados, engañadores y chismosos. Los hijos de Logun no son del todo afines a hacer mucho esfuerzo.

Existen épocas (Periodo Oxum) en las que gustan de trabajar y otros periodos (Periodo Oxosse) en los que gustan de vivir a costas de otros. Los regidos por Logunedé son maestros en el arte de huir al deber, pues la vida para ellos es para ser vivida con alegría, sin tener grandes compromisos. Son ladinos, y de vez en cuando, inconvenientes.

Saludo: Losi Losi Logun

Precauciones: Tener cuidado con accidentes, el mar, el fuego, bosque cerrado.

Colores: Celeste, amarillo, blanco, rojo, verde, violeta.

Meta: Platino y oro.

Piedra preciosa: Topacio y brillante.

Profesiones: Periodismo, arquitectura y arte en general.

Salud: Los hijos de Logunedé suelen tener problemas en las vías respiratorias, estómago y dolores de dientes, de cabeza y de oídos.
Traen marcas generalmente en la palma de los pies.

Número: El número 8 y sus múltiplos.

Días de la semana: Jueves

Mes: Enero

Flor:Rosa blanca y Flor del campo

Fruta: Araça y Naranja Lima, melón, naranja, coco, ciruela amarilla, mango, banana, manzana, mamón.

Plantas: Romero del campo, salsa, malva, lavanda, verbena

Animal:Conejo

Animal votivo: camaleón y pavo real .

Bebida: Vino blanco

Comida: Omolokum y Axoxo

Guia o collar: Cuentas de color celeste y de color amarillo.

Kizilas: Piña y cabeza de cualquier animal

Leyenda (1)

Un día Oxum Ipondá conoció al cazador Erinlé y se enamoró perdidamente de él. Pero Erinlé no quiso saber nada de Oxum.

Oxum no desistió y buscó a un Babalawo, él le dijo que Erinlé solo se sentía atraído por las mujeres de la floresta nunca por las de los ríos.

Oxum pagó al Babalawo e ideó un plan:Untó su cuerpo con miel y rodó por el suelo de la floresta. Ahora sí, disfrazada de mujer de la floresta, buscó de nuevo a su amor. Erinlé se enamoró de ella en el momento en que la vio. Ella, olvidándose de las palabras del adivino, invitó a Erinlé
a darse, juntos, un baño en el río. Pero, las aguas lavaron la miel de su cuerpo y las hojas del disfraz se desprendieron.

Erinlé percibió inmediatamente que había sido engañado y abandonó a Oxum
para siempre. Se fue sin mirar atrás.

Oxum quedó embarazada y dio a luz a Logunedé. Logunedé es mitad Oxum, la mitad río y es mitad Erinlé, la mitad bosque. Sus mitades nunca pueden encontrarse y él habita un tiempo en el río
y un tiempo en el bosque.

Con el ofá, arco y flecha que heredó de su padre, él caza y con el abebé, espejo que recibió de su madre, él se admira.

Leyenda (2)

Oxum , Odé y Logun vivían retirados en una montaña . La pareja vivía peleando y un día resolvieron vivir separados . Odé en la montaña y Oxum en un río con cascada .
Logunedé quedó dividido .

Como Logunedé era un gran hechicero , preparó para si una poción mágica que le daba por seis meses las características del padre y seis meses las características de la madre.

Cierto día pasando tiempos con la madre , resolvió dar un paseo y anduvo tanto hasta llegar a Ifá, donde moraba Ogum . Como sus características eran femeninas, encantó a Ogum . Enamorándose de Ogum y pasando los seis meses, no tomó la fórmula para volver a su forma masculina.

Oxum, preocupada con la desaparición, salió en su busca y lo encontró viviendo con Ogum .

Reprobando el hecho la madre lo expulsó de casa . Lo mismo aconteció con Odé que sabiendo del hecho no quiso más saber del hijo [a].

Desamparado, Logunedé caminó hasta Oió , donde encontró a Oiá que lo acogió y lo proclamó príncipe . Sabiendo de la poción Oiá quiso que él bebiese , mas como pasó mucho tiempo sin tomarla, adquirió permanentemente los dos sexos.

Mas, como Oiá no tiene preconceptos , lo aceptó así mismo como su compañero.

Leyenda (3)

Logun Edé tenía la capacidad de pasar seis meses del año como hombre y seis meses del año como mujer, gracias a una poción que le había preparado Ossain, nunca nadie supo de ese secreto, pues para evitar ese trastorno sus padres viajaban mucho, llevándolo de un lugar para otro, así quienes lo conocían como hombre no lo conocían como mujer y quienes lo conocían como mujer no lo conocían como hombre.

De esta forma Logun Edé fue creciendo y ya adulto era conocido en todo el territorio yoruba, en cada lugar era conocido en una de sus formas y naturaleza.

Cierto día, en su forma masculina, Logun Edé buscó a Ologbo Judu, Babalawo y Babalorissa en territorio Igana, para iniciarse en el culto a Ifá.

El Babalawo consultó el oráculo para ver si podía hacer la iniciación y el juego siempre dejaba dudas, hasta que finalmente Orunmilá se manifestó negativamente.

El Babalawo que era de carácter obstinado decidió realizar aún así la iniciación de Logun Edé, todo iba bien hasta que trascurridos los seis meses Logun Edé le dice al sacerdote que tenía que hacer un viaje y viajó, porque llegaba el tiempo que tenía que vivir como mujer.

En aquellos días apareció en el mercado de Igana una mujer de gran belleza, que dejó a todos los hombres fascinados.

Cuando Ologbo Judu la vio se apasionó perdidamente a primera vista y ella le correspondió, el Babalawo la llevó a su casa y al preguntarle su nombre ella dijo llamarse Omi Logbe.

Se casaron y vivían muy felices hasta que llegaron los seis meses de aquella relación y ella le dice que tenía que viajar a visitar unos parientes.

En aquella noche, el Babalawo viendo que sentiría mucho la falta y la ausencia de Omi Logbe la poseyó y con mucho ardor se entregaron frenéticamente a las delicias de aquel amor, hasta que exhaustos se quedaron dormidos. Al despertar, muy tarde, después del medio día, el sacerdote, completamente trastornado, quedó perplejo al ver que no era la bella Omi Logbe la que estaba durmiendo a su lado sino su hijo de santo Logun Edé.

Desesperado corrió hacia su Ifá, lo saludó y lanzó su opelé y le salió un Odú que lo condenaba a muerte, por desobediencia, vicio y corrupción.

Solamente podría salvarlo Faún, que conocía perfectamente los secretos de aquel Odú, pero este vivía en el corazón del bosque y solo Eleguá sabía como llegar hasta él.

Recurriendo a Eleguá, Ologbo Judu consiguió que este lo llevara hasta Faún y así partieron, llevando las ofrendas determinadas: un gallo para Eleguá, dos palomas para Faún, acazas, maíz, etc.

Cuando llegaron a la casa de Faún, este ya estaba enterado de lo ocurrido y enseñó al sacerdote a hacer una especie de mariwó con el cual se protegería de la muerte y mandó a que Logun Edé diera dos gallinas de angola a los Ibejís.

Los preceptos fueron cumplidos y el problema fue solucionado, pero desde aquel entonces Ologbo Judu nunca más pudo ejercer su oficio como Babalawo y ningún hombre de condición sexual ambigua puede iniciarse en el culto a Ifá.

Oriki

Ganagana bi ninu elomi ninu
A se okun soro esinsin
Tima li ehin yeye re
Okansoso gudugu
Oda di ohun
O ko ele pé li aiya
Ala aiya rere fi owó kan
Ajoji de órun idi agban
Ajongolo Okunrin
Apari o kilo òkò tímotímo
O ri gbá té sùn li egan
O tó bi won ti ji re re
A ri gbamu ojiji
Ogbon iyanu li ara eni iya ti n je o wi be se be
Sakoto abi ara fini
Logun logun ….Ologun ede….

Alguien orgulloso se siente triste si otro está contento
Es difícil hacer una cuerda con las hojas espinosas de la ortiga
Va montado a caballo sobre el regazo de su madre
El es simpático y muy bonito
Hasta su voz es agradable
Se coloca ahora las manos sobre su pecho
El tiene un pecho que atrae a las personas
Un extranjero que va a dormir sobre el cocotero
Hombre esbelto
En la caza presta atención a la piedra tirada certeramente
El pone 200 esteras para dormir en el bosque para sentirse bien y suficiente
No solamente lo vemos sino que lo abrazamos como a una sombra
El expulsa la infelicidad del cuerpo de los que no son felices
Está orgulloso de poseer un cuerpo muy hermoso.

« »
A %d blogueros les gusta esto: